6 Consejos y técnicas fáciles para la Fotografía de Niños

¿Alguna vez te has topado con la difícil tarea de fotografiar niños? Ya sea para un propósito profesional, o simplemente para tener bonitos recuerdos de tus hijos, estos consejos y técnicas básicas de fotografía te pueden ayudar para lograr mejores fotos para la Fotografía de Niños.

1. Utiliza velocidades rápidas

Por lo general, los niños son inquietos, y se mueven mucho. Esto es especialmente cierto sobre los bebés y niños de 5 años o menos. Por lo tanto, para obtener fotos nítidas y bien enfocadas, puedes optar por utilizar el Modo de Prioridad al tiempo de exposición (TV o S), o el Modo Manual. Esto te permitirá controlar la velocidad del obturador de tu cámara. Para la Fotografía de Niños será importante utilizar velocidades rápidas, como por ejemplo 1/100. Mientras más rápida sea la velocidad, más lograrás congelar el movimiento. De esta manera, aunque el pequeño se esté moviendo o bailando o jugando, podrás capturar en tus fotos todos los bonitos detalles.

Comienza el curso de Fotografía 101 hoy - Mejores fotos
Aprende fotografía desde cero y comienza a tomar fotos impresionantes. Construye tu portafolio fotográfico con un instructor. Para principiantes. Encuentra todos los detalles del curso.

 

2. Disparo en ráfaga o disparo contínuo

Debido a la espontaneidad de los niños, es probable que el momento perfecto lo pierdas si no estás pendiente o si tardas mucho en tomar la próxima foto. Algo que te puede ayudar es el disparo en ráfaga o disparo continuo. Esta opción te permite tomar varias fotos corridas mientras mantengas el disparador apretado. Algunas cámaras tienen un límite de fotos contínuas. Con esta técnica lograrás tener varias opciones de un momento único para luego escoger la foto con la mejor expresión o gesto. La gran mayoría de las cámaras tienen esta opción, aunque no estés utilizando el modo Manual.

Si nunca lo has utilizado, lo encontrarás bajo el siguiente símbolo:    

 

3. Autoenfoque Continuo

Existen momentos en los que el enfoque manual puede ser útil, pero este definitivamente no es el caso. Para obtener los mejores detalles, es mejor que utilices el enfoque automático. Esto se debe a la misma razón del punto anterior. Los niños están en constante movimiento, y para utilizar el enfoque manual se necesitan sujetos estáticos, fáciles de enfocar. Pues bien, el autoenfoque será una gran ayuda en este tipo de fotografía.

Además, en el menú de tu cámara encontrarás varias opciones para el autoenfoque. Lo mejor será utilizar un tipo de autoenfoque que sea continuo. Esto quiere decir que cuando realices tu enfoque presionando el disparador hasta la mitad, tu cámara estará preparada en caso de que tu sujeto principal se mueva del lugar o cambie su posición. Sin tener que presionar el disparador a mitad nuevamente, el objetivo de tu cámara volverá a enfocar. Así, ahorrarás tiempo y lograrás captar todos los mejores momentos.

4. Buena iluminación

Contar con suficiente iluminación siempre es importante. Por el mismo hecho del movimiento, te conviene utilizar suficiente luz para que no te veas obligado a bajar la velocidad, corriendo el riesgo de que tus fotos queden movidas, y que tampoco tengas que subir el ISO para que no pierdas calidad de imagen. Lo mejor será utilizar luz natural, ya que favorece más a la piel y, además, el niño se sentirá más relajado a diferencia de utilizar constantes tiros de flash.

5. Ángulo

Aunque no está mal variar el ángulo de vez en cuando, por lo general las fotos de niños se toman en un ángulo frontal. Pero, recuerda, ya que los niños son de muy baja estatura en comparación con un adulto, para tomarles fotos en ángulo frontal  debes inclinarte, sentarte, o a veces hasta acostarte en el piso para que la cámara quede al mismo nivel visual del niño o bebé.

 

 

6. Creatividad

Un buen fotógrafo toma en cuenta antes que todo la creatividad en sus fotos. Sin esto, los resultados serían aburridos, o poco llamativos. En la Fotografía de Niños, puede haber un sinfín de posibilidades creativas con las cuales experimentar. Haz que el bebé o el niño juegue un papel, utiliza “props” o utilería, o conversa con él para obtener diferentes expresiones faciales. Los niños suelen ser naturalmente espontáneos. Mantén los ojos bien abiertos para que no te pierdas esos momentos únicos que se complementarán con tu técnica y creatividad.

 

En algunos casos, podrás variar estas técnicas según tu gusto. Sin embargo, mayormente notarás que seguir estos consejos mejorarán en gran manera tu Fotografía de Niños. Si a todo esto le añades creatividad, imaginación, y tu toque único, no hay duda de que obtendrás los mejores resultados

6 Consejos y técnicas fáciles para la Fotografía de Niños
¿Te gusta?

Más artículos de Fotografía 101


2 Commentarios

Deja un comentario