Apertura del diafragma, la profundidad de campo

Cuando hablamos de la profundidad de campo, estamos hablando de un parámetro que nos ayuda tanto a controlar la entrada de la luz, como la profundidad de campo. Sin embargo, ahora enfocaremos nuestra atención solo en la profundidad. Parte de los efectos que podemos crear es, por ejemplo: seleccionar qué de nuestra toma tendrá mayor definición, y por lo tanto será más visible y llamativo. Esto lo logramos de distintas maneras. La primera es utilizando la distancia focal más alta. Segundo, acercándonos lo más posible a eso que queremos fotografiar. Tercero, abriendo la apertura al máximo. No olvidemos que para que veamos con mayor énfasis esta distinción entre profundidades, debe haber elementos a distintas distancias.

¡Aprende a usar tu cámara y toma mejores fotos! - Con Fotografía 101

Recibie consejos para fotógrafos principiantes, tutoriales paso a paso, retos fotográficos y más.

Registrate Gratis

La profundidad de campo no es otra cosa que el alcance que tiene el lente para captar las cosas en el espacio, en lo profundo de este. Hablamos del plano sagital, para poderlo ver, imaginemos una carretera, y que la apertura nos va iluminando el camino para que nuestra vista alcance el final de este. Abriendo la apertura logramos que esa luz ilumine menos de ese camino, cerrándola alcanzamos el efecto contrario.

La poca profundidad de campo (cuando abrimos la apertura) nos da el efecto de desenfoque del área que no es nuestro objeto de interés, así no se distrae la mirada con elementos disuasorios. Podemos servirnos de esto para componer fotografías cuyo tema esté más definido,  priorizando en él y dejando solo un pequeño rastro de esa existencia secundaria en nuestra imagen.

Apertura del diafragma, la profundidad de campo
¿Te gusta?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *