¿Cómo debe ser un cuarto oscuro?

Ten en cuenta al momento de preparar un cuarto oscuro

Si eres nuevo en la fotografía y crees que para poder lanzarte necesitas mucho dinero y espacio, debes leer este artículo. Te explicaremos qué puedes hacer para preparar un cuarto oscuro sin gastar demasiado y consiguiendo lo que deseas.

Un cuarto oscuro, como su nombre lo indica es un espacio donde no debe penetrar ni un gramo de luz y donde la única iluminación que debe existir debe ser una luz rojiza.

Las características que debe tener un cuarto oscuro es estar dividido en dos partes, la primera seca y la segunda húmeda. El primer área será destinado a ubicar la ampliadora y el segundo área al revelado; en esta última guardarás los líquidos de revelado y todo el material correspondiente.

La habitación destinada al revelado debe ser fácilmente ventilable pues los líquidos que se utilizan para esta tarea despiden un baho tóxico que podría afectarte si no existiera una buena ventilación en el ambiente.

La forma de sellar un cuarto oscuro es colocar una tela que tenga acabado en plástico de color plateado, puedes hacerla tu o recurrir a una comprada, su nombre es opacite, por si te sirve el dato. Dicha tela debe ir sujeta con una cinta america o velcro de color opaco.

Recuerda que es importante contar con un cronómetro y probetas con las cuales realizar las diluciones, que deben ser exactas. En lo que hace a la iluminación debes conseguir luces inactinicas, las cuales debes adquirir en una tienda especializada. Además procura provisionarte de broches y material adhesivo y un espacio limpio y seco donde poder colocar los negativos a fin de que se sequen correctamente.

Por otro lado procura que el tanque del revelado sea de una medida que te resulte cómoda para manipular dentro los negativos. Es conveniente que para cada líquido tengas cubos de distintos colores, o etiquetados correctamente a fin de que no se mezclen y estropeen tu trabajo. Si te sirve el consejo, generalmente suelen utilizarse botes de color rojo para el revelador, amarillos para el paro y verdes para el fijador.

Con todo esto ya puedes comenzar a andar tu sendero en la fotografía, un universo mágico que seguro te llenará de buenos recuerdos y satisfacción, como los mencionados en este enlace. ¿Has tenido la experiencia de revelar una foto? Cuéntanos, ¿cómo te fue?

foto Flickr Creative Commons por Nom & Malc
¿Cómo debe ser un cuarto oscuro?
¿Te gusta?

Un Comentario

Los comentarios están cerrados.