Cómo lograr el fondo blanco en tus fotos

Lograr un fondo blanco puede parecer sencillo, pero la verdad es que muchas veces puede resultar problemático. Aquí te ayudamos a mejorar el fondo para lograr que se vea totalmente blanco.

¿Por qué el fondo blanco?

El fondo blanco se utiliza con frecuencia cuando se busca que el sujeto resalte y no haya ninguna distracción en el encuadre. Esto lo puedes notar en las fotos de catálogo, muchas veces en fotografía de modas, o para promocionar productos. Pero no es exclusivamente para eso. El fondo blanco también puede utilizarse en retratos para simplificar el escenario.


Mira algunos ejemplos:

Fondo blanco

Fondo blanco

Fondo blanco

Fondo blanco

Fondo blanco

 

¿Cómo lograrlo?

Si tienes dificultad para conseguir un buen resultado, aquí te mostramos algunos truquitos que pueden ayudarte a lograrlo:

  1. Utiliza un material limpio y sin arrugas. Primero lo primero. Si el material que estás utilizando no se ve completamente blanco debido a alguna mancha o arrugas que tenga, no puedes esperar tener un fondo completamente blanco. Verifica que el material que estás usando esté completamente limpio. Las telas tienden a estrujarse fácilmente, así que asegúrate de haberla planchado de antemano. Si quieres hacerte el trabajo más fácil, utiliza un “steamer” (plancha de vapor). La mejor opción será utilizar un rollo de papel para estudio fotográfico, pues así evitarás arrugas y te ahorrarás mucho tiempo de edición.
  2. Busca buena iluminación. Aún si el fondo está libre de imperfecciones, puede ser que al tomar la foto se vea color gris, en vez de blanco. Iluminar el fondo puede ayudarte a resolver esa situación. En este caso necesitarás luces artificiales para poder dirigirlas específicamente hacia el fondo. También puedes sobre exponerlo levemente para eliminar imperfecciones. Otra opción es tomar la foto a contraluz, exponiendo correctamente a tu sujeto y permitiendo que el fondo quede totalmente sobre expuesto.
  3. Verifica el Balance de Blancos. El Balance de Blancos afectará la tonalidad o colores de la imagen. Asegúrate que estás utilizando el ajuste adecuado para el tipo de iluminación que estés utilizando, ya sea artificial o natural. Otra opción es ajustarlo manualmente para mejores resultados
  4. Separa a tu sujeto del fondo. Mientras más cerca este el sujeto del fondo, más sombras creará. Esto, claro está, también dependerá de la posición de las luces.
  5. Retoca la imagen. Si seguiste todos los consejos anteriores, este tal vez sea innecesario. De todas maneras, es bueno hacerlo para alcanzar el mejor resultado posible. Utiliza un programa de edición digital de imágenes para asegurarte de que el fondo haya quedado perfecto. Photoshop es un buen programa para lograrlo.

Estos consejitos podrán ayudarte a obtener un fondo blanco perfecto para tu próxima sesión fotográfica. ¡Inténtalo! Comparte tus fotos con nosotros en nuestro foro o nuestras redes sociales.

Creative Commons License
Fotografía101 se publica bajo la licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License. Puedes utilizar este artículo como quieras. Publícalo en una página web o usalo en formato impreso. Recuerda compartir un enlace a esta página.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *