Cuándo usar el modo automático

Este artículo lo escribo para todos aquellos que están comenzando en la fotografía reflex. Para los que no comprenden bien la relación entre apertura y velocidad, pero también para los que como yo, tienen algo de experiencia y de vez en cuando necesitan hacer buenas fotos aunque sea en modo automático.

No tengas miedo de usar el modo automático

La frase “modo automático” puede sonar a película de terror para muchos fotógrafos profesionales. Es la antítesis de lo que debería ser utilizar una cámara DSLR. Muchos fotógrafos suelen alejarse de este modo por la conveniencia que supone utilizar otros ajustes más avanzados.

Según el manual de la cámara, en modo automático  todo lo que tienes que hacer es apuntar, disparar y la cámara realizará automáticamente todos los ajustes. Como saben no se pueden hacer cambios a los ajustes de la cámara y por regla general el flash se activará de ser necesario. A fin de cuentas, no intento justificar el uso exclusivo del modo manual, pero si traer a luz algunas situaciones en las que podemos utilizarlo. Después de todo, el rectángulo verde se encuentra ahí, junto con las demás funciones de nuestra cámara. Entonces; ¿cuando es conveniente utilizar el modo automático?

Recibe el boletín

Consejos, tutoriales y noticias de Fotografía 101.





Cuando estamos comenzando a fotografía con cámaras DSLR

2198217809_52fa6c17df

Sobretodo porque debemos empezar a ver resultados ya que no fue poca la inversión y nos morimos por ver la diferencia entre nuestra antigua cámara compacta y esta. ¿Quién no recuerda las primeras fotos tomadas con su nueva cámara DSLR ? Si tu historia se parece a la mía, de seguro nunca habías hecho fotos con una cámara reflex y eso de tener a tu disposición tantos modos de disparo complicaba las cosas. Definitivamente la diferencia entre manejar una cámara compacta y una reflex de objetivos intercambiables era del cielo a la tierra. Fue por esta razón que el primer disparo que salió de mi nueva y flamante Rebel XTi lo hice en el modo automático, con el pobre Puchungo como modelo. ¡Vean nada más la cara de sorpresa!

Luego de leerme el manual de rabo a cabo y conocer la ventaja del modo manual,  no me quedó de otra que seguir usándolo durante algún tiempo, en tanto me seguía relacionando con toda aquella longaniza de nuevos conceptos tales como la velocidad de obturación, apertura de diafragma, ISO, puntos de enfoque, etc.

Cuando tenemos poco tiempo para hacer la toma

En una fiesta de cumpleaños los niños están en continuo movimiento y no será fácil andar cambiando los ajustes cada vez que se muevan de lugar a otro, de la sombra al sol, del exterior al interior. Esto especialmente cuando no tenemos mucha experiencia con la cámara. Por ejemplo, la foto arriba fue tomada desde un auto en movimiento. No había tiempo suficiente para sacar la cámara y hacer todos los ajustes necesarios.

En lugares donde las condiciones no son las más adecuadas

Hay veces en que las condiciones de luz no son las mejores, y hacer bien esas fotos es casi una cuestión de vida o muerte. Imaginen una boda al aire libre, con un día  nublado donde te toca hacer las fotos porque el fotógrafo nunca llegó y tú eres la única persona con una cámara profesional en la ceremonia. Más vale que salga alguna buena, sobretodo cuando los declaran casados y se dan el tradicional beso.

Cuando tengas dudas de los ajustes que acabas de hacer

bodaPor si las dudas, puedes tirar la misma fotografía en modo manual y modo automático, para luego escoger. Hacer esto aunque al final escojas la que fue tirada en manual te ayudará a comparar dos versiones de la misma foto. Me imagino que esta es la parte donde se te hinchará el pecho de orgullo y pensarás que valió la pena la práctica y tantos intentos fallidos porque ya puedes decir que le ganaste a la cámara. Además puedes usar el modo automático como una guía para saber que parámetros utilizar en otros modos.

A fin de cuentas, no estoy alabando el uso del modo automático. Ni siquiera lo estoy recomendando. Simplemente digo que hay algunos momentos únicos, en los que la rapidez cuenta y no tenemos otra opción. No tengan miedo en sacar su cámara y disparar en automático. Siempre es mejor tener la foto.

Cuándo usar el modo automático
¿Te gusta?

Más artículos de Fotografía 101


10 Commentarios

Deja un comentario