Haz tu propio estudio fotográfico casero

Tener un estudio fotográfico profesional sin duda puede ser sumamente costoso. Sin embargo, si lo que quieres es practicar o hacer proyectos personales, puedes convertir un espacio pequeño en un estudio fotográfico en cuestión de minutos. Sigue estos consejos:

 

Comienza el curso de Fotografía 101 hoy - Mejores fotos
Aprende fotografía desde cero y comienza a tomar fotos impresionantes. Construye tu portafolio fotográfico con un instructor. Para principiantes. Encuentra todos los detalles del curso.

Libera espacio

Para comenzar, necesitas por lo menos una pared libre. Por lo tanto, busca en tu casa un área que puedas organizar. Tal vez con mover algunos muebles, o quitar algunos cuadros de las paredes sea suficiente. Si el área que escogiste se puede mantener de esa manera para tenerla disponible para tomar fotos en cualquier momento, mejor todavía. El tamaño que necesitarás dependerá de lo que quieres fotografiar. Por ejemplo, si piensas tomarle fotos a tus mascotas necesitarás un espacio pequeño, pero si quieres tomar fotos de personas en plano general (cuerpo completo), necesitarás mucho más espacio.

En la siguiente foto podrás observar aunque cuentes con muy poco espacio, puedes crear una buena foto:

Estudio fotográfico casero

Busca la luz

Un equipo sencillo de iluminación puede bastarte para crear fotografías espectaculares. Sigue este enlace para ver el equipo básico de iluminación que necesitas. Sin embargo, ya que estamos hablando de un estudio casero, la forma más sencilla, o menos costosa, será buscar el lugar de la casa en donde haya una ventana con buena iluminación. De hecho, la iluminación de ventana se utiliza profesionalmente, ya que ilumina al sujeto de una forma suave y agradable. A esto le puedes añadir un reflector casero si es necesario. Lo único que necesitas para tener un reflector casero es una superficie blanca, o plateada, como por ejemplo, un “foam board” o un tapa sol de autos. Claro está, si piensas utilizar estas técnicas necesitarás tomar las fotos a la hora del día en la cual mayor luz entre por la ventana que deseas utilizar.

Estudio fotográfico casero

Elige un fondo

Sencillamente, lo único que necesitas es una pared bonita. Si vas a tomar encuadres más amplios, entonces necesitas tomar en cuenta el piso también. Además, no tiene que ser siempre un fondo sólido. Pueden haber otros elementos en el fondo, siempre y cuando no distraigan la atención de tu sujeto principal. Sin embargo, si te resulta aburrido usar la misma pared todo el tiempo, o no hay una pared bonita que puedas utilizar, puedes variar el fondo utilizando telas, sábanas, alfombras, cartulinas, papel de estraza, en fin, cualquier material que cubra el encuadre que quieras realizar. Recuerda que el tamaño del material dependerá del sujeto que vas a fotografiar. El mismo lo puedes sujetar pegándolo a una pared con cinta adhesiva si es liviano, o utilizando estantes para fondos si es un material más pesado. Incluso, puedes crear tu propio estante con tubos “pvc” (Encuentra un ejemplo aquí.)

Estudio fotográfico casero

Utilería (“Props”)

La utilería puede ayudar a darle más vida a tu estudio casero. Esto es cualquier objeto que querramos añadir, y dependerá del tipo de foto que querramos crear. Por ejemplo, si tenemos bastante espacio podríamos añadir una silla, o si estás fotografiando niños podrías añadir jueguetes, así por el estilo. De esta manera, tu estudio fotográfico casero no se verá tan vacío. Claro, la utilería no siempre es necesaria. Sin embargo, es bueno tenerla a la mano.

Estudio fotográfico casero

Sé creativo

Esta es la parte más importante. Un estudio fotográfico casero a simple vista tal vez no parezca mucho. Sin embargo, si le añadimos mucha creatividad al momento de fotografiar, los resultados pueden ser increíbles. Nadie sospechará que tomaste una foto tan espectacular en una esquina de tu propia casa. Después de todo, tu imaginación será la mejor forma de crear una fotografía única e impactante. Además, puedes utilizar tu creatividad para crear con tus propias manos cualquier equipo que necesites en tu estudio fotográfico.

 

Si aún te falta inspiración, sigue este enlace para ver fotos de diferentes tipos de estudios fotográficos, algunos con muchos equipos y otros con pocos. Pero recuerda, sin importar cuánto equipo, presupuesto, o espacio tengas para montar tu estudio fotográfico casero, lo más importante es tu creatividad.

Haz tu propio estudio fotográfico casero
¿Te gusta?

Más artículos de Fotografía 101


Deja un comentario